Nueva York huele a salsa barbacoa y a hamburguesa.

O esa es la primera impresion que me lleve al salir del aeropuerto. Y si me hubieseis visto en aquel momento pensariais, tiene una poker face que no parece que este en la ciudad mas famosa del mundo. Pues si, lo cierto es que no me lo creia. Para mi era como estar viendo una pelicula con la mejor calidad de 3D. No me lo creia, simplemente pensaba que nos llevaban a dar un paseo en avion para pasar el rato y que pronto volveriamos.
Nunca pense que saldria de la vieja Europa, para mi America estaba tan lejos como Carmen Lomana de ser pobre.Pero alli estaba yo, con esa senhora tan grande llamada Estatua de la Libertad (aunque tengo que decir que no es tan grande como me la esperaba). Y la gente pasaba a mi alrededor como si nada. Y ya no tenia tan claro si las serio tipo Gossip Girl o Sexo en Nueva York imitaba la realidad o la realidad las imitaba a ellas. Esperaba que una ciudad tan enormemente grande como esta podria hacerte sentir como algo insignificante, pero lo cierto es que te sientes mas bien como parte del rodaje de una pelicula, parte de algo magico, una pelicula repleta de personajes secundarios y ninguno principal.


Nunca hice tanto en tan poco tiempo. En apenas 8 horas subi al Empire State, fui en un viaje en barco por la ria, vi la Estatua de la Libertad y pasee por Time Square; eso si, todo esto despues de haber cenado tres veces debido al cambio horario.
Y este es el resumen del dia mas largo de mi vida, un dia que duro 30 horas. Deberia estar dando saltos de alegria y gritando como una loca, pero lo cierto es que aun no me lo creo. Este tipo de cosas les pasa a otra gente, no a mi; asi que seguramente esto sera un montaje y pronto regresaremos a Espanha para contar nuestra esperiencia cruzando el Atlantico. Aun no me creo que me vaya a pasar aqui 10 meses.
Pero por una vez me toca a mi, y solo espero poder encajar aqui aunque me asuste comer la comida que le da olor a esta ciudad y ponerme como una foca.








CONVERSATION

3 comentarios:

  1. Es curioso. Lo norte-americanos dicen de Barcelona que huele a gasolina y contaminación. No sé que elegir.

    Últimamente me estoy enganchando a Sexo en Nueva York ante la falta de alternativas en la parrilla, y ves la ciudad con otros ojos.

    ResponderEliminar
  2. Que guay Nere, ya veo que te lo estás pasando genial!! Me alegro mucho y ya hablaremos algún día!!
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Mario, pues imaginate aqui, que vas andando y esperas encontrarte a Sarah Jessica Parker al doblar la esquina XD

    ResponderEliminar

Back
to top