Cuando el gordo cayo por la chimenea.

El dia 23 fuimos a casa de los padres de Jon para una cena familiar, intercambiar regalos y pasar un rato en familia con abuelos, tios, primos y perros de los primos. Lo que mas sorprendio, sabiendo previamente lo brutos  que son preparando comida (si no os acordais mirad las entradas de Thanksgiving y recordad que esa comida no es para alimentar a un ejercito, era para nosotros) pensaba que harian una comida a lo grande. Pero como todo el mundo estaba harto de cocinar y de comer tanto despues de tantas fiestas y cenas; lo que hace la familia de Jon todos los anhos es pedir pizzas y relajarse en el sofa de casa para charlar, ver la tele, jugar a la Wii y jugar a las cartas.
Despues de comer pizza y la tarta tipica de Indiana, Cream sugar pie; llego el momento de abrir los regalos, que no eran solo para los ninhos, eran para toda la familia. Yo la verdad no esperaba que me regalasen nada, porque al fin y al cabo los he visto como mucho 4 veces, pero tanto los padres de Jon como su hermano me hicieron un pequenho detalle, lo cual me hizo mucha ilusion porque es como decir que soy casi parte de la familia.









Nos quedamos a dormir, y al dia siguiente, 24, volvimos a casa por la tarde, nos vestimos y fuimos a Greenfield a una misa especial de Navidad. Si si, misa, que yo  en mi vida habia ido a una misa en Navidad, que pensaba que solo lo hacian esos fanaticos que van a la Iglesia de noche para la misa del gallo; pero no, la gente normal tambien va. Y la verdad no fue tan aburrida como pense que seria, sabiando lo aburridas que son esas misas televisadas de Navidad donde un cura habla casi sin mover la boca en una igleisa enorme. Hasta se puede decir que fue divertida (bueno, tampoco tanto). Estuvimos cantando, y cantamos villancicos, y despues hicieron un minisermon explicando que lo mas emocionante de Navidad es que Jesus habia nacido y todo eso.






























Despues de misa ( a eso de las 9 de la noche) otra tradiccion familiar: ver Polar Express y beber chocolate caliente. Y como Santa tenia que venir esa misma noche, todo el mundo temprano a la cama. Al dia siguiente una montanha de regalos  inundaba nuestro pobre arbol. Ver la cara de Halle toda emocionada levantandose temprano para abrir los regalos y ver que Santa se habia comido las galletas creo que fue mi parte favorita de las Navidades. Pero antes de abrir los regalos toca desayuno especial navidenho: munheco de nieve hecho a base de bollitos, gravy, bacon y tots.



Y despues el momento deseado por todos los ninhos de cualquier parte del mundo: abrir los regalos. Primero toco los calcetines de la chimenea, que guardaban pequenhos regalos como una pulsera, cremas para el banho, gominolas y un paquete especial envuelto en el color de papel en el que estaban envueltos todos tus regalos de Santa. Despues abrimos los regalos que nos habiamos hecho entre nosotros y teniamos que decir quien nos lo habia regalado y abrirlos por turnos. Y como yo soy inteligente me olvide de poner el regalo de Jon, que por cierto era el regalo perfecto y lo habia comprado hace como dos meses. Asi que fui a mi habitacion y... sorpresa sorpresa.... No estaba! Y eso no quiere decir que mi habitacion este hecha una leonera, es solo que no me acuerdo donde lo puse. Tendre que buscarlo al volver de Michigan y darselo para Reyes, que aunque aqui no lo celebren pienso regalarles algo. Se lo explique todo y por suerte no le importo, asi que seguimos con los regalos de Papa Noel.








Estas son las alfombrillas de las que os habia hablado en la pasada entrada


Funda para el portatil de Roy Liechestein

Esto todo paso el 25 por la manhana, y a eso de las 5 ya estabamos abriendo mas regalos en casa del padre de Erin y su mujer. Tambien me hicieron un pequenho regalo: un libro de recetas de galletas y un libro para anotar mis propias recetas, ya que aqui es donde habiamos hecho las galletas para regalar. Si no os acordais, podeis volver a leerlo y mirar las fotos nuevas que puse pinchando aqui.












La americana que llevo (blanca con rayas azul marino) me la regalo Erin por navidades, y el gorro que lleva Halle es una Angry Bird, del famoso juego para iPhone y iPod. Jugamos a las cartas, Apple to Apple, Just Dance y incluso tuvieron el honor de escuchar mi voz angelical en Glee Karaoke. Por supuesto estoy bromeando, creo que todo el mundo estaba deseando que acabase la cancion que me tocaba y que pudiese cantar otro jaja.

Y asi fueron mis Navidades por este lado del Oceano. Ahora tengo que ir corriendo a preparar la maleta para ir a Michigan a pasar unos dias, asi que ya os contare en cuanto tenga un ratito, tal vez tengan Wifi alli, y si no cuando vuelva; pero por seguro tendreis noticias de mi antes de que finalice el anho.


CONVERSATION

4 comentarios:

  1. Bueno Nerea lo que te pasa a ti no le pasa a nadie, ¡mira que no acordarte donde tienes guardado el regalo de Jon ya te vale!!Eso es normal en mi que ya chocheo pero tu,....bueno, bueno.

    Espero que Jon no se ponga esa camisetacorbata para ir a su trabajo. Le queda muy bien para estas ocasiones. Son tremendos,me encanta la vitalidad y la moral que tienen.

    Ya veo que os lo habeis pasado divino y me alegro un montón.
    La verdad es que no sé como se ha podido colar el Gordo por la chimenea con tantas cosas, y la funda de tu portátil, es muy bonita, creo que han dado en la diana.

    Me encanta ver la cara de felicidad que tienen Halley y Reina. Dales un abrazo de nuestra parte a todos, que tengais un buen viaje a Michigan y un besazo muy grande para ti. Te queremos muuuuuuucho

    ResponderEliminar
  2. Hola nere me encantan tus alfombrillas del coche y creo que te va a dar rabia que aun no las puedas usar jaja.La funda del portatil esta muy bien.Seguro que le hablastes del pop art a Erin y Enrin se fijo en la funda.
    Feliz Navidad y Año Nuevo.
    Un beso de parte de todos.

    ResponderEliminar
  3. hola nerea.solo deseo que tengas felices fiesta y prospero año nuevo aunque ahi supongo que no seran de la misma manera pero es una felicitacion para ti a la española .vale .un beso muy fuerte

    ResponderEliminar
  4. Con lo que me gustan a mí las luces navideñas, ahí estaría encantada!!!
    Por cierto, diles a tus padres "de aquí" que te guarden los regalos de Navidad, que una cosa no quita la otra, jijijiji.

    ResponderEliminar

Back
to top